Posted on 2 Comments

Maquillaje para pieles grasas

La piel grasa requiere de unos cuidados específicos para evitar la aparición de puntos negros y acné. Sin embargo cuenta con la gran ventaja de ser una de las pieles que mejor soporta el paso del tiempo, es precisamente la presencia de grasa natural la que evita que se formen arrugas profundas.

Muchas mujeres con la piel del rostro grasa tienen problemas a la hora de maquillarse debido a la aparición de los antiestéticos brillos, pero se puede solucionar este problema si se usan cosméticos de calidad y si además sabemos cómo utilizarlos.

Para comenzar primero lavaremos el rostro y aplicaremos una crema hidratante para pieles grasas. Una vez que la piel del rostro está limpia e hidratada es momento de aplicar los correctores y a continuación una base de maquillaje matificante y a poder ser libre de aceites.

La base de tipo fluido debemos extenderla con una brocha y trabajarla después con una esponja de maquillaje dando pequeños toquecitos para asegurarnos de cubrir todas las zonas.

Con la base ya lista es hora de fijar el maquillaje con unos polvos translúcidos. Debemos extenderlos por todo el rostro con una borla o una brocha, pero sin excedernos en la cantidad para no acabar provocando un efecto “capa” que quede anti-natural.

La zona de las mejillas suele ser una zona difícil de tratar en las pieles grasas. Si vas a usar colorete procura que sea en polvo, de esta forma quedará con un aspecto mucho más natural.

Consejo:  No olvidemos la importancia de desmaquillarse y lavar bien nuestro rostro.
La presencia de grasa en la piel puede provocar que el maquillaje en los párpados no aguante demasiado tiempo. Este problema puede solucionarse aplicando una pre-base de ojos y tras usar el eye-liner fijaremos la pre-base con polvos translúcidos aplicados con borla, después podemos aplicar las sombras que más nos gusten con normalidad.

Posted on Leave a comment

Caída del cabello ¿normal o excesiva?

caida del cabello

La caída del cabello no es algo extraño, todos los días podemos observar cabellos en lugares como el cepillo o la funda de la almohada. La caída de cabello es algo normal y hay períodos como el otoño en los que se produce con mayor asiduidad.

Al día podemos perder una media de entre 60 y 100 cabellos, aunque este número es más amplio cuanto más largo tenemos el cabello. El pelo necesita renovarse y por eso se cae, el problema viene cuando esa caída del cabello es más abundante de lo normal y cuando los cabellos caídos no se recuperan.

Hay muchos factores que pueden estar detrás de la caída del cabello, desde los genéticos a los relacionados con nuestra salud.

En ocasiones una caída más abundante del cabello puede estar relacionada con la falta de elementos esenciales para nuestra salud como el hierro o ciertas vitaminas. No estando causadas estas deficiencias por alguna enfermedad, en la mayoría de los casos podemos reponer los niveles de hierro y vitaminas que nos faltan a través de una buena alimentación.

Los tratamientos para el cabello también tienen influencia en la caída del cabello. Algunos tratamientos son demasiado agresivos y debilitan nuestro pelo. Para evitar daños a largo plazo lo recomendable es usar siempre productos acordes con nuestro tipo de pelo (graso, seco, etc.) y no olvidarnos de la hidratación. Hoy en día existen una multitud de productos, que van desde el aceite de argán hasta las mascarillas, que nos ayudan a mantener la hidratación de nuestro cuero cabelludo y prevenir una caída excesiva del pelo.

Otra opción muy recomendable si la caída del cabello es excesiva es usar productos cosméticos con ingredientes que prevengan este fenómeno. Estos productos ayudan a que las fibras capilares estén más fuertes, previniendo así la caída.

caida del cabello
caida del cabello